¿Sabías que el estrés oxidativo es el motivo principal por el que envejecen nuestras células, tanto de nuestra piel, como del resto de nuestro organismo? Últimamente oímos hablar mucho de las increíbles propiedades de los antioxidantes en nuestra piel, pero ¿Sabes realmente por qué son tan interesantes?

Quizá por el nombre ya te lo vas imaginando, pero si te interesa el tema, te invitamos a seguir leyendo.

 

¿Qué son los antioxidantes? ¿Cómo nos ayudan?

Los antioxidantes son sustancias que ayudan a prevenir, o retrasar la oxidación de las células, por eso se llaman antioxidantes. Estas sustancias neutralizan los radicales libres y protegen la piel de las agresiones externas para prevenir el daño en la piel. Pero, para entender bien cómo funcionan es importante conocer en qué consiste el proceso de oxidación de las células de nuestra piel.

 

El envejecimiento de la piel y los antioxidantes

El envejecimiento, además de por motivos genéticos y por nuestro propio metabolismo (envejecimiento intrínseco), está producido por la exposición a factores ambientales que nos agreden a diario (envejecimiento extrínseco).  Si quieres saber más sobre los primeros signos del envejecimiento puedes consultar este artículo.

 

¿Cuáles son los principales factores ambientales causantes de la oxidación de las células? La exposición a la radiación solar, la contaminación, el tabaco, el frío y las condiciones climáticas extremas. Estos factores producen una reacción química en las células que comporta la aparición de arrugas, la pérdida de firmeza, manchas, y mutaciones en el ADN que pueden llegar a causar un cáncer de piel.

 

La mejor forma de detener estas agresiones, además de intentar minimizarlas, es incorporar antioxidantes en nuestra rutina de cuidado de la piel. Gracias a incluirlos podemos neutralizar el efecto negativo de todos estos factores externos que nos perjudican.

 

Principales antioxidantes que cuidan nuestro rostro

Los antioxidantes nos ayudan a prevenir la acción de los radicales libres y por consiguiente las arrugas prematuras, la falta de tono y luminosidad. Pero ¿Sabes cuáles son los antioxidantes más interesantes? Veámoslos.

· Vitamina C, el antioxidante más conocido

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico es la reina de los antioxidantes. Contribuye a contrarrestar los efectos del estrés oxidativo sobre nuestra piel, pero, también tiene muchas otras funciones muy interesantes para la cosmética.

  • Por un lado, nos ayuda a unificar el tono de la piel, ya que, contribuye a eliminar las manchas mediante la inhibición de una enzima (la tirosinasa) que participa en el proceso de síntesis de la melanina.
  • Por otro lado, es un excelente ingrediente antienvejecimiento contribuyendo a la síntesis de colágeno y elastina. Estas dos proteínas son claves para la dermis, ya que, contribuyen a mantener la firmeza y la elasticidad de la piel a lo largo de los años.

La solemos incorporar en sérums y cremas, eso sí, debemos mantenerla lejos de la luz ultravioleta, debido a que se degrada con mucha facilidad y pierde eficacia. El aceite de Maracuyá es rico en vitamina C, y contiene abundantes carotenoides, lo que lo vuelve un aceite antioxidante, eficaz para combatir el envejecimiento celular.

Unapologetic Luxury incorpora en su fórmula de Soberbia Spirit el hongo Antrodia Camphorata, que según demuestran sus estudios clínicos tiene un poder antioxidante 16 veces mayor que la vitamina C.

· Vitamina E

En cosmética, la vitamina E también se usa por su actividad antioxidante, ya que, contribuye a proteger a la piel de los efectos nocivos de los radicales libres, que provocan envejecimiento prematuro. En muchas ocasiones la encontramos bajo el nombre de tocoferol, y forma parte de múltiples sérums y cremas. Además, tiene acción antiinflamatoria, por lo que contribuye a mejorar imperfecciones y marcas de acné.

Pero esto no es todo, ya que la vitamina E, gracias a su capacidad regenerativa, reconstruye la barrera de la piel devolviéndole su brillo y elasticidad. La vitamina E, también realiza un buen tándem con la vitamina C, por lo que solemos encontrarlas formuladas en conjunto para evitar el estrés oxidativo.

En los cosméticos de Unapologetic Luxury encontramos diversos ingredientes ricos en vitamina E. Por un lado, el extracto de maca aporta vitaminas B1 y B2, vitamina C y vitamina E. Asimismo, el aceite de argán presente en Soberbia Spirit, está constituido por un alto porcentaje de ácidos grasos esenciales (80 por ciento) y tocoferoles (Vitamina E).

 

· Resveratrol

El resveratrol es otro potente antioxidante que pertenece a la familia de los polifenoles, conocido por su gran efecto antienvejecimiento. Es otro de los ingredientes fundamentales que se incorporan en los cosméticos con el fin de combatir los radicales libres.

Además, mejora la luminosidad y retrasa la formación de arrugas y manchas. Las uvas, presentes en los cosméticos de Unapologetic Luxury contienen un alto contenido en Resveratrol, lo que les confiere un gran poder antioxidante. Asimismo, los frutos rojos como las moras y los arándanos tienen también bastante contenido en Resveratrol.

 

· El Retinol también es un potente antioxidante

El retinol es un activo derivado de la vitamina A, que conocemos por sus propiedades de antienvejecimiento y renovación celular. Se usa en las rutinas antiaging, pero, también para minimizar las imperfecciones que aparecen en la piel grasa con tendencia al acné.

El retinol es capaz de llegar hasta las capas más profundas de la piel estimulando el colágeno y la elastina. Gracias a sus propiedades mejora en gran medida el aspecto exterior de la piel. Lo que pocos conocen es que también tiene un gran poder antioxidante. Por ello, los dermatólogos y farmacéuticos expertos en dermocosmética suelen incorporarlos en prácticamente todas las rutinas.

 

· Ácido ferúlico

El ácido ferúlico es otro antioxidante de origen vegetal que potencia los efectos de la vitamina C. Por este motivo es habitual que los encontremos formando tándem en muchos cosméticos. Su combinación, además de ser un booster antioxidante, hace que mejore la síntesis de colágeno y elastina, que son responsables de la firmeza y la elasticidad de la piel.

 

· Niacinaminda

La niacinamida, conocida también como la vitamina B3, también es un potente antioxidante. Además, es un activo capaz de estimular la renovación celular. Posee un gran poder antinflamatorio y mejora la circulación sanguínea disminuyendo las líneas de expresión, las arrugas y las manchas en la piel.

 

· Extracto de té verde

Una de las propiedades más valoradas del té verde es su gran poder antioxidante. En concreto, evita el daño celular provocado por los radicales libres gracias a su contenido en polifenoles, concretamente en catequinas.

 

· Algas marinas

Las algas marinas constituyen organismos prometedores como fuente de compuestos antioxidantes, con diversas aplicaciones tanto en la prevención y el tratamiento de diversas enfermedades.

 

Sin duda, los antioxidantes son ingredientes fundamentales en nuestras rutinas de cuidado de la piel del rostro. Pero no debemos hacer únicamente eso… si queremos plantar cara a los radicales libres, debemos también incluir en nuestra dieta productos ricos en antioxidantes como las frutas, las verduras, las legumbres y los frutos secos. La piel hay que cuidarla por dentro y por fuera.