Llega el invierno, y con él llega el frío y el viento que amenazan nuestra piel. Una de las dudas más frecuentes que tenemos con la llegada de esta estación es si debemos seguir con la misma rutina facial que utilizamos en o si debemos realizar algún cambio. Al bajar las temperaturas es habitual que sintamos la piel seca, una ligera tirantez, o la aparición de rojeces.

Es necesario prestar especial atención a los productos y cosméticos que aplicamos sobre nuestro cutis durante el invierno. Si quieres aprender cómo cuidarla durante los meses más fríos, sigue leyendo. ¡Cuidado con el frío!

 

¿Por qué nuestra piel sufre en invierno? 

Las bajas temperaturas impactan directamente sobre nuestra piel favoreciendo la aparición de irritaciones, eczemas y sequedad. Los cambios bruscos de temperatura que experimentamos al pasar de interiores a exteriores alteran nuestro equilibrio cutáneo. La utilización de la calefacción contribuye a la evaporación del agua transepidérmica. Igualmente, esto también ocurre con las duchas, o los baños muy calientes, que nos reconfortan momentáneamente, pero tienden a resecar nuestra piel a largo plazo. Además, en invierno, tejidos como la lana tienden a irritarnos la epidermis, por lo que exacerban todavía más el problema.

 

¿Qué pasos debemos seguir en nuestra rutina facial cuando cambian las temperaturas? 

Buenas noticias, los pasos que debemos seguir son los mismos, así que la base y los conceptos clave de una rutina facial completa se mantienen: limpieza, hidratación y fotoprotección. Eso sí, probablemente vamos a tener que elegir productos que contribuyan a rehidratar la piel, y eviten la pérdida de agua para que nuestro rostro no experimente sequedad durante los meses más fríos.

En invierno, es especialmente importante focalizar en la hidratación, la cual debemos realizar tanto desde el interior, como desde el exterior. Es importante elegir un buen contorno de ojos, un buen sérum, y una crema adecuada que contribuya a la hidratación de nuestra piel. Es fundamental que los productos que aplicamos sobre nuestro cuerpo durante los meses más fríos contengan ingredientes que nos ayuden a mantener una piel tersa e hidratada. También es importante que incorpore ingredientes calmantes que permitan mitigar las irritaciones que aparecen con las bajas temperaturas. En Unapologetic Luxry nos hemos encargado que así sea, por lo que Soberbia Spirit, Soberbia Sérum y Soberbia Contour pueden ayudarte a mantener la piel equilibrada durante todas las épocas del año.

Además, en invierno, tampoco podemos olvidar la protección solar. La crema Soberbia Spirit, incorpora un filtro SPF 20 para que nuestra piel esté protegida. Eso sí, si te expones al sol directamente, es decir si decides ir a la montaña o existe nieve en tu entorno, es importante que además apliques un SPF 50. Y recuerda que la altura aumenta el índice UV, y la nieve refleja la radiación, por lo que la probabilidad de dañar nuestra piel con los rayos nocivos del sol aumenta en este ambiente.

 

¿Qué ingredientes pueden ayudar a mantener la hidratación de nuestra piel en invierno? 

Las cremas Soberbia Spirit, Soberbia Sérum y Soberbia Contour contienen ingredientes hidratantes y calmantes que permiten mantener nuestra piel en equilibrio durante los meses de invierno. Como comentábamos, durante esta estación se deteriora la función barrera de la piel y tiende a la deshidratación. Por eso es importante aplicar texturas más hidratantes que en verano. Para ello no solo debemos incluir activos acuosos como el ácido hialurónico, sino también a través de texturas más oleosas como el aceite de argán, el aceite de rosa mosqueta, e ingredientes reparadores como el pantenol.  ¿Quieres saber más acerca de estos componentes?

 

Ácido hialurónico    

El ácido hialurónico, que encontramos incorporado en Soberbia Spirit y Soberbia Sérum, ayuda a sintetizar el colágeno. Además, hidrata y refuerza la función barrera de la epidermis, por lo que, este ingrediente es fundamental durante los meses más fríos. El ácido hialurónico hidrata la piel de manera profunda, rellena las arrugas y ayuda a recuperar tanto la densidad como el volumen de nuestro rostro. Prueba de ello es que tiene la capacidad de retener hasta 1000 veces su peso en agua, por lo que, nos ayudará a mantener el rostro hidratado a lo largo de todo el día.

Aceite de argán para nuestra piel

Es un aceite rico en ácidos grasos insaturados muy nutritivo, e hidratante, que podemos encontrarlo en Soberbia Spirit. Las propiedades del aceite de argán se conocen y utilizan desde hace siglos para proteger la piel del frío y el viento del desierto. Es hidratante, regenerador y antioxidante, ya que, es rico en vitamina E, omega 6 y polifenoles. Gracias a su textura oleosa, es capaz de reparar y proteger la barrera hidrolipídica de nuestra piel que tanto sufre durante los meses de invierno.

 

Rosa mosqueta

El extracto de esta planta, que encontrarás en Soberbia Spirit y Soberbia Contour hidrata en profundidad la piel y favorece la regeneración celular. El aceite de rosa mosqueta es un aceite vegetal con enormes propiedades para la epidermis por su elevado nivel de ácidos grasos esenciales poliinsaturados como el omega 6, omega 3 y linoléico, y antioxidantes y vitaminas como la vitamina A.

 

Pantenol

El pantenol es una pro-vitamina que, al aplicarse sobre la piel, se absorbe y transforma en vitamina B5. La vitamina B5 nos permite aliviar la piel irritada, o enrojecida, gracias a sus propiedades hidratantes, emolientes y humectantes. Lo encontrarás entre los ingredientes de Soberbia Sérum.

El pilar fundamental para el cuidado de la piel en invierno es la hidratación profunda. Debemos mantener correctamente hidratado todo el cuerpo, prestándole especial atención a la zona de la cara y las manos. Y no debemos dejar de mencionar la necesidad de cuidarnos también por dentro. Para el cuidado de la piel es necesario mencionar la importancia de una buena hidratación y nutrición que nos ayude a mantenernos protegidos y radiantes.