“Descubrí Soberbia de la mano de una amiga, desde entonces mi piel luce tal como soy:

brillante, dinámica y segura”.