Soberbia incorpora copos de Oro de 24 quilates en su formulación aportando todos estos beneficios para la epidermis

 

Firmeza, Suavidad

El oro se ha usado con éxito para tratar la artritis reumatoide, reduciendo la inflamación. Estas propiedades disminuyen también la hinchazón de la piel, enlenteciendo por tanto la secreción de melanina y reduciendo las manchas cutáneas debidas a la edad.

La pepita más grande encontrada de la que se tenga conocimiento es la “Welcome Stranger” (Bienvenida forastera), con un peso de 71 kilos. Fue encontrada por casualidad en 1869, por 2 mineros en Victoria, Australia.

La zona de la corteza terrestre que ha podido ser explotada por el hombre, es una costra superficial de sólo 3 Km. Hay unas 10 mil millones de toneladas de oro en todos los océanos del mundo. Una onza de oro puede ser estirada hasta llegar a ser un cable de 80 Km de largo y un gramo puede convertirse en una lámina de 1 m2.

El oro es producto de la muerte de los soles ya que sólo se forma en ese momento, y, la cantidad de oro en nuestro planeta hizo suponer a los científicos que nuestro sol es de tercera generación, o sea, que antes hubieron 2 soles previamente a la existencia del nuestro.

En la tabla periódica de los elementos el símbolo del oro es “Au”, que proviene de la palabra en latín “Aurum”, que significa “Amanecer Brillante o “Brillante Amanecer”.
A lo largo de la historia, el oro ha sido conocido por sus propiedades ligadas al lujo y la belleza. En la antigua medicina china, el oro era clave para la juventud y las reinas empleaban un rodillo de oro en su masaje facial diario. Estos tratamientos faciales basados en el oro se utilizaban también en la antigua cultura India, reafirmaban el cutis, lo tornaban resplandeciente y reducían las arrugas.